El pasado sábado, 19 de agosto en las horas de la madrugada las aguas del rio Condoto sobre pasaron sus límites hasta llegar al comercio y golpearlos nuevamente. Dejando muchas familias damnificadas.